Fugitivo

.
Aquel policía, implacable, lo buscaba sin tregua. Como si no tuviera otro deseo que el de privarlo de su libertad.
El fugitivo logró, al fin, hallar una isla desierta donde nadie, nunca, sería capaz de encontrarlo. Recién entonces respiró aliviado.

.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Este relato suda obsesiones... el polícia, el fugitivo... ¿el autor?

Segismundo Pastafreudla, de Bursaco.

La Morsa a la Deriva dijo...

¿Estás bien, Segismundo?

Yeli dijo...

No hay isla desierta donde escapar de ti mismo!!!!!
Un abrazo
Yeli

Anónimo dijo...

Ese sí que está preso en su libertad..

El fiambre embutido

La Morsa a la Deriva dijo...

Vos bien lo dijiste, fiambre.

Yo lo único que sé, es que si esta cárcel sigue así, todo preso es político.

TO+ dijo...

"privarle" o "privarlo"... o los dos... o ninguno... o Pato Abbondancieri.

La Morsa a la Deriva dijo...

Pato Abbondancieri, claramente.

Anónimo dijo...

qué grande harrison ford, lo sigo a todos lados desde aquella gran película... ahora estoy en los angeles a la espera de que me firme algún autógrafo si lo llego a cruzar por la calle. Mientras tanto camino la ciudad comparando precios de ropa con la de allá, y es francamente envidiable el estándar de vida que tienen estos tipos.
qué grande harrison ford...

ciru

Las3Musas dijo...

¿Interrumpo algo? En fin...

Me gustó. Me recuerda un chiste de Quino que ya te comentaré

besos
musa

La Morsa a la Deriva dijo...

Musa, usted nunca interrumpe, más bien al contrario: su visita siempre es motivo de alegría para esta Morsa errante.

Gracias por pasar!